Chupa Chups es una marca que no pasa desapercibida, todos sabemos identificarla y seguramente todos hayamos probado alguno. Pero no es por esto por lo que sabemos distinguirla, sino porque hemos interiorizado la marca hasta el punto de que cualquier producto que tenga un parecido estético también se le llama chupa chups. De esta forma la marca adquiere gran notoriedad frente a la competencia, que pasa desapercibida.

           Además, no es solo una empresa de golosinas, sino que transmite ciertos valores (diversión, color, atrevimiento y espontaneidad) que acaban formando parte de nuestra cultura. 

Imagen
          
            Se le puede considerar una empresa pionera en muchos aspectos:

            En primer lugar, fue la primera empresa en crear el producto chupa chups, convirtiéndose en un modelo tanto para la creación de productos similares como para la utilización de un diseño parecido.

             En segundo lugar, con la colaboración de Salvador Dalí situó su logotipo en la parte superior del producto en lugar de en un lateral. Fue una decisión muy inteligente puesto que teniendo en cuenta la forma del producto, en esa posición es donde se puede apreciar mejor la marca.

             En tercer lugar, fue pionera en colocar su producto al lado de la caja registradora en lugar de situarlo en la parte posterior del mostrador como el resto de las golosinas. Esta acción fue un gran éxito que han ido copiando diversas marcas a lo largo de los años.

             Y en último lugar, desde un principio apostó por la integración de sus empleados de manera que se sintieran parte de la empresa. Todo el personal de ventas seguía un programa de entrenamiento de 8 horas, en el que adquirían los conocimientos necesarios para saber cómo repartir las mercancías, hacer las facturas o presentar el producto. Todo para conseguir que estos empleados se sintiesen totalmente integrados y apoyados por la compañía.


 



Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply.